Descargar Deudas de Apuestas

Antecedentes

El 14 de mayo del 2018, la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló una ley federal de 1992 (la ley de protección de deportes profesionales y aficionados) que prohibía a la mayoría de los estados autorizar apuestas deportivas. En resumen, la Corte dictaminó que la ley federal era inconstitucional porque traspasaba los derechos de los estados de controlar su propia política estatal.  Como escribió el Juez Samuel Alito en la decisión de 6-3: "La legalización de las apuestas deportivas requiere de una decisión política importante, pero la decisión no es nuestra... El Congreso puede regular las apuestas deportivas directamente, pero si elige no hacerlo, cada estado es libre de actuar por sí mismo".

Esto significa que, al menos que el Congreso decida promulgar alguna regulación (ley) federal en las apuestas deportivas, cada estado puede permitir apuestas deportivas o crear sus propias regulaciones sobre ellas. Esto es una gran noticia para muchos estados tal como New Jersey que ven esto como un crecimiento para su economía, ya que aumentará el turismo y los impuestos estatales.

Las apuestas deportivas y de los juegos de azar no necesariamente conducen a adicciones o problemas financieros. Para algunas personas, es simplemente un pasatiempo.  Para otros, un par de apuestas (y pérdidas) pueden convertirse en una bola de nieve y antes de darse cuenta las deudas de juego y/u otras deudas empiezan acumularse. Las personas o agencias de colección pueden comenzar a llamar, no le extienden las líneas de crédito, y la bancarrota parece ser la única opción... ¿Pero es una opción?

Descarga Deudas de Juego en la Bancarrota

Primero, revisemos los dos tipos de bancarrota: Capítulo 7 y Capítulo 13.

Capítulo 7: En el Capítulo 7 de bancarrota, también conocido como "liquidación", el fideicomisario toma el control de sus activos no exentos y los vende para pagar a sus acreedores que no están garantizados. Después de eso, la corte descarga cualquier deuda restante.

Capítulo 13: En el Capítulo 13 usted trabaja con sus acreedores y la corte para crear un plan de pago de sus deudas.  En general, usted pagará con sus ingresos disponibles a sus acreedores. Al final de los tres a cinco años, la corte descargará la deuda restante.

Las buenas noticias: No existe una ley que específicamente prohíba descargar deudas de  apuestas. Las noticias no tan buenas: la Corte diferencia las deudas de juego o apuestas de las otras deudas.  Específicamente, la Corte examinará detenidamente si usted incurrió en una deuda de apuesta bajo falsas presunciones o mediante fraude. Porque si usted hace eso, dará la impresión de que nunca pensaba pagar estas deudas. Mientras que usted pueda demostrar que tenía la intención de pagar sus deudas y que trató de hacerlo, la deuda de sus apuestas se considerará descargable.

Deuda de Apuestas Garantizada vs. No Garantizadas

Si usted tomó préstamos personales o líneas de crédito para apostar, su deuda no está asegurada y puede ser descargada a través del Capítulo 7 o Capítulo 13.  Sin embargo, si usted hizo préstamos usando como garantía su casa, automóvil u otro objeto de valor, sus deudas de apuestas están aseguradas y el prestamista puede reclamar la garantía (es decir, su casa, automóvil u objeto de valor) como pago de su deuda.  Aquí es donde se complican las cosas, si sus otros prestamistas (como el prestamista de su hipoteca o de su automóvil) aún mantienen los gravámenes sobre la propiedad, ellos pueden reclamar esa propiedad y obligar al prestamista de deudas de apuestas a convertirse a deudas no aseguradas.

En Resumen

Las deudas de juego no tienen que destruir su bienestar financiero. Con la guía de un abogado de bancarrota con experiencia, usted podría cancelar su deuda no asegurada de apuestas y comenzar de cero.